prescripción de gafas de diseñador cialis madrid Remedios de zumo de pepinillo

El Mercado Colón

Pablo 16 mayo 2014 0

foto6



Destinado hoy en día a la hostelería, este lugar fue en el pasado un antiguo mercado. Posee comercios, cafeterías y un aparcamiento subterráneo. Su construcción se debe al arquitecto Francisco Mora Berenguer entre 1914 y 1916. Es un buen ejemplo de arquitectura modernista. Actualmente es considerado como Monumento Nacional. Limita con las calles Conde de Salvatierra, Jorge Juan, Martínez Ferrando y Cirilo Amorós. Las tres naves que componen el edificio miden, la principal 18 metros y dos laterales de 7’7 metros. El trabajo de su estructura metálica es muy acabado. Sus fachadas, dos principales y dos laterales transparentes muestran el apogeo en una época de la clase burguesa. El estilo de este mercado tiene influencias de Antoni Gaudi y Lluís Domènech i Montaner. Su restauración fue durante el año 2003 costando más de 33 millones de euros.

Su estructura

La cobertura fue realizada usando placas de fibrocemento, sujetas con alambre según sus diagonales. Las diferentes alturas de los paños de cubierta ayudan a mantener hendiduras longitudinales para la iluminación y ventilación del espacio. A lo largo de la cumbrera se abría un lucernario que daba iluminación natural.

Sobre la planta baja diáfana, se disponen los puestos de mercado que no corresponden a los diseños inicialmente previstos, como sucedió también con la verja perimetral. El recinto tiene ocho grandes puertas que proporcionan el acceso al mercado y conectan de manera funcional con el entorno en todo su perímetro. Están realizadas con perfiles y chapas de acero, con elementos ornamentales. Las puertas están situadas en los chaflanes y en los centros de cada fachada. El lugar es delimitado por una verja perimetral de diseño elaborado, realizada en hierro y piedra natural, en cuyos chaflanes se alzan cuatro pequeños edículos de una sola planta, uno destinado a aseos de público y vendedores, y el resto para almacén.

El Mercado Colón te ofrece diversidad. Ven a pasar un rato chévere, sea sólo para paseo o aprovechas una compra en algunos de sus tiendas.