prescripción de gafas de diseñador cialis madrid Remedios de zumo de pepinillo

Caminito: ¡A todo color y al ritmo del dos por cuatro!

marcelavalenti 14 octubre 2008 5


Es un paseo obligado si visitan Buenos Aires. No quizás por su atractivo o belleza sino más bien por lo pintoresco del lugar y el vivo de sus colores que te remonta a un mundo de ensueños: la pequeña Italia.

Es muy fácil llegar desde la city porteña y muy fácil también su retorno. Hay varias líneas de ómnibus que te dejarán a escasos metros del lugar y sólo deberás invertir unos centavos y unos 20 minutos de tu precioso tiempo.

El rasgo más sobresaliente del Barrio de La Boca es el formato y el color de sus viviendas, donde aun podrás ver sus balcones con la ropa lista para secarse al sol. En realidad son los famosos “conventillos” construidos de chapa de zinc y que se encuentran pintados de los más vivos y diversos colores y en los cuales viven personas como nosotros que día a día van escribiendo sus propias historias.

Este fue el barrio que fundaron los genoveses que llegaron a Argentina y la calle de Caminito, como tradicionalmente se la conoce, es una peatonal que abarca unos 100 metros. Un paseo de adoquines por donde podrás encontrar a los artistas más diversos: desde cantantes y bailarines de tango que te invitan a sacarte una fotografía con ellos hasta pintores o escultores ( algunos muy excéntricos) que muestran al aire libre sus obras relativas al barrio y a la música popular que se respira a cada paso.

El origen de su nombre

Cuando en el año 1920 dejó de funcionar el ramal de ferrocarril que aquí se encontraba emplazado, el lugar se transformó en un terreno baldío lleno de yuyos y bastante peligroso para el barrio.
Pero un día, uno de los vecinos tuvo una idea: limpiar el lugar y abrir un sendero para acortar distancias, al que llamó “la curva”. Este fue el famoso “caminito” por el que transitaba diariamente Juan de Dios Filiberto, quien más tarde escribió el tango que lleva su nombre.
La idea de ponerle ese nombre a la calle se la dio su amigo, nada más ni nada menos que el pintor Benito Quinquela Martín.

Consejos

Es obvio que cuando el turista arriba a Buenos Aires lo primero que desea es conocer un poco más acerca del tango y por aquí encontrarán muchas opciones para verlo, oírlo, sentirlo y por que no bailarlo. Pero…a mirar muy bien y no quedarse con lo primero que le ofrecen.
Es que desde que se pone un pie en este sitio te encontrarás con artistas y demás personas que te entregarán volantes y te invitarán (o te meterán de prepo)  a sus locales o cantinas que no siempre son lo que en un principio te ofrecieron.
Hay de todo y para todos los gustos y presupuestos, ya que encontrarás muchos sitios que venden sourvenires muy bonitos que podrás comprar y llevarte de recuerdo para tu tierra natal o quizás, quedar muy bien con tus familiares y amigos. Podrás elegir entre tazas, llaveros, cuadros, camisetas como así también el tradicional mate o una mini escultura de una parejita bailando el tango u otra con la cara de Carlos Gardel.

Recordemos además que aquí también encontrarás la sede de uno de los clubes de fútbol más importantes y antiguos del país: Boca Juniors, que fue fundado en el año1905 y que en Argentina se lo conoce como “la mitad más uno”.
El estadio de la Bombonera se encuentra en la intersección de las calles Brandsen y Del Valle Iberlucea  y en el salón principal del complejo deportivo se encuentran algunas obras originales del artista plástico Quinquela Martín.

Van a divertirse y entretenerse en este paseo que sólo te llevará medio día hacerlo pero que quedará marcado “a todo color” en la paleta de tus recuerdos.